Capítulo 3 Propiedades CSS3

Capítulo 3 Propiedades CSS3

3.1    Las nuevas reglas

La web cambió para siempre cuando unos años atrás nuevas aplicaciones desarrolladas sobre implementaciones Ajax mejoraron el diseño y la experiencia de los usuarios. La versión 2.0, asignada a la web para describir un nuevo nivel de desarrollo, representó un cambio no solo en la forma en que la información era transmitida sino también en cómo los sitios web y nuevas aplicaciones eran diseñados y construidos.

Los códigos implementados en esta nueva generación de sitios web pronto se volvieron estándar. La innovación se volvió tan importante para el éxito de cualquier proyecto en Internet que programadores desarrollaron librerías completas para superar las limitaciones y satisfacer los nuevos requerimientos de los diseñadores.

La falta de soporte por parte de los navegadores era evidente, pero la organización responsable de los estándares web no tomó las tendencias muy seriamente e intentó seguir su propio camino. Afortunadamente, algunas mentes brillantes siguieron desarrollando nuevos estándares en paralelo y pronto HTML5 nació. Luego del retorno de la calma (y algunos acuerdos de por medio), la integración entre HTML, CSS y Javascript bajo la tutela de HTML5 fue como el caballero bravo y victorioso que dirige las tropas hacia el palacio enemigo.

A pesar de la reciente agitación, esta batalla comenzó mucho tiempo atrás, con la primera especificación de la tercera versión de CSS. Cuando finalmente, alrededor del año 2005, esta tecnología fue oficialmente considerada estándar, CSS estaba listo para proveer las funciones requeridas por desarrolladores (aquellas que programadores habían creado desde años atrás usando códigos Javascript complicados de implementar y no siempre compatibles).

En este capítulo vamos a estudiar las contribuciones hechas por CSS3 a HTML5 y todas las propiedades que simplifican la vida de diseñadores y programadores.

CSS3 se vuelve loco

CSS fue siempre sobre estilo, pero ya no más. En un intento por reducir el uso de código Javascript y para estandarizar funciones populares, CSS3 no solo cubre diseño y estilos web sino también forma y movimiento. La especificación de CSS3 es presentada en módulos que permiten a la tecnología proveer una especificación estándar por cada aspecto involucrado en la presentación visual del documento. Desde esquinas redondeadas y sombras hasta transformaciones y reposicionamiento de los elementos ya presentados en pantalla, cada posible efecto aplicado previamente utilizando Javascript fue cubierto. Este nivel de cambio convierte CSS3 en una tecnología prácticamente inédita comparada con versiones anteriores.

Cuando la especificación de HTML5 fue escrita considerando CSS a cargo del diseño, la mitad de la batalla contra el resto de las especificaciones propuesta había sido ganada.

Plantilla

Las nuevas propiedades CSS3 son extremadamente poderosas y deben ser estudiadas una por una, pero para facilitar su aprendizaje vamos a aplicar todas ellas sobre la misma plantilla. Por este motivo comenzaremos por crear un documento HTML sencillo con algunos estilos básicos:

<!DOCTYPE html>

<html lang=»es»>

<head>

<title>Nuevos Estilos CSS3</title>

<link rel=»stylesheet» href=»nuevocss3.css»>

</head>

<body>

<header id=»principal»>

<span id=»titulo»>Estilos CSS Web 2.0</span>

</header>

</body>

</html>

Listado 3-1. Una plantilla simple para probar nuevas propiedades.

Nuestro documento solo tiene una sección con un texto breve en su interior. El elemento <header> usado en la plantilla podría ser reemplazado por <div>, <nav>, <section> o cualquier otro elemento estructural de acuerdo a la ubicación en el diseño y a su función. Luego de aplicar los estilos, la caja generada con el código del ejemplo del Listado 3-1 lucirá como una cabecera, por consiguiente decidimos usar <header> en este caso.

Debido a que el elemento <font> se encuentra en desuso en HTML5, los elementos usados para mostrar texto son normalmente <span> para líneas cortas y <p> para párrafos, entre otros. Por esta razón el texto en nuestra plantilla fue insertado usando etiquetas <span>.

Hágalo usted mismo: Use el código provisto en el Listado 3-1 como la plantilla para este capítulo. Necesitará además crear un nuevo archivo CSS llamado nuevocss3.css para almacenar los estilos estudiados de aquí en adelante.

Los siguientes son los estilos básicos requeridos por nuestro documento HTML:

body {

text-align: center;

}

#principal {

display: block;

width: 500px;

margin: 50px auto;

padding: 15px;

text-align: center;

border: 1px solid #999999;

background: #DDDDDD;

}

#titulo {

font: bold 36px verdana, sans-serif;

}

Listado 3-2. Reglas básicas CSS con las que comenzar.

No hay nada nuevo en las reglas del Listado 3-2, solo los estilos necesarios para dar forma a la plantilla y crear una caja ancha, posicionada en el centro de la ventana, con un fondo gris, un borde y un texto grande en su interior que dice «Estilos CSS Web 2.0».

Una de las cosas que notará sobre esta caja cuando sea mostrada en pantalla es que sus esquinas son rectas. Esto no es algo que nos agrade, ¿verdad? Puede ser un factor psicológico o no, lo cierto es que a casi nadie en este negocio le agradan las esquinas rectas. Por lo tanto, lo primero que haremos será cambiar este aspecto.

Border-radius

Por muchos años diseñadores han sufrido intentando lograr el efecto de esquinas redondeadas en las cajas de sus páginas web. El proceso era casi siempre frustrante y extenuante. Todos lo padecieron alguna vez. Si mira cualquier presentación en video de las nuevas características incorporadas en HTML5, cada vez que alguien habla sobre las propiedades de CSS3 que hacen posible generar fácilmente esquinas redondeadas, la audiencia enloquece. Esquinas redondeadas eran esa clase de cosas que nos hacían pensar: «debería ser fácil hacerlo». Sin embargo nunca lo fue.

Esta es la razón por la que, entre todas las nuevas posibilidades e increíbles propiedades incorporadas en CSS3, la que exploraremos en primera instancia es border- radius:

body {

text-align: center;

}

#principal {

display: block;

width: 500px;

margin: 50px auto;

padding: 15px;

text-align: center;

border: 1px solid #999999;

background: #DDDDDD;

-moz-border-radius: 20px;

-webkit-border-radius: 20px;

border-radius: 20px;

}

#titulo {

font: bold 36px verdana, sans-serif;

}

Listado 3-3. Generando esquinas redondeadas.

La propiedad border-radius en este momento es experimental por lo que debemos usar los prefijos -moz- y -webkit- para que funcionen en navegadores basados en motores Gecko y WebKit, como Firefox, Safari y Google Chrome (los prefijos fueron estudiados y aplicados en el Capítulo 2). Si todas las esquinas tienen la misma curvatura podemos utilizar un solo valor. Sin embargo, como ocurre con las propiedades margin y padding, podemos también declarar un valor diferente por cada una:

body {

text-align: center;

}

#principal {

display: block;

width: 500px;

margin: 50px auto;

padding: 15px;

text-align: center;

border: 1px solid #999999;

background: #DDDDDD;

-moz-border-radius: 20px 10px 30px 50px;

-webkit-border-radius: 20px 10px 30px 50px;

border-radius: 20px 10px 30px 50px;

}

#titulo {

font: bold 36px verdana, sans-serif;

}

Listado 3-4. Diferentes valores para cada esquina.

Como puede ver en el Listado 3-4, los cuatro valores asignados a la propiedad border-radius representan diferentes ubicaciones. Recorriendo la caja en dirección de las agujas del reloj, los valores se aplicarán en el siguiente orden: esquina superior izquierda, esquina superior derecha, esquina inferior derecha y esquina inferior izquierda. Los valores son siempre dados en dirección de las agujas del reloj, comenzando por la esquina superior izquierda.

Al igual que con margin o padding, border-radius puede también trabajar solo con dos valores. El primer valor será asignado a la primera y tercera equina (superior izquierda, inferior derecha), y el segundo valor a la segunda y cuarta esquina (superior derecha, inferior izquierda).

También podemos dar forma a las esquinas declarando un segundo grupo de valores separados por una barra. Los valores a la izquierda de la barra representarán el radio horizontal mientras que los valores a la derecha representan el radio vertical. La combinación de estos valores genera una elipsis:

body {

text-align: center;

}

#principal {

display: block; width: 500px; margin: 50px auto; padding: 15px; text-align: center; border: 1px solid #999999; background: #DDDDDD;

-moz-border-radius: 20px / 10px;

-webkit-border-radius: 20px / 10px; border-radius: 20px / 10px;

}

#titulo {

font: bold 36px verdana, sans-serif;

}

Listado 3-5. Esquinas elípticas.

Hágalo usted mismo: Copie dentro del archivo CSS llamado nuevocss3.css los estilos que quiera probar y abra el archivo HTML generado con el Listado 3-1 en su navegador para comprobar los resultados.

Box-shadow

Ahora que finalmente contamos con la posibilidad de generar bonitas esquinas para nuestras cajas podemos arriesgarnos con algo más. Otro muy buen efecto, que había sido extremadamente complicado de lograr hasta este momento, es sombras. Por años diseñadores han combinado imágenes, elementos y algunas propiedades CSS para generar sombras. Gracias a CSS3 y a la nueva propiedad box-shadow podremos aplicar sombras a nuestras cajas con solo una simple línea de código:

body {

text-align: center;

}

#principal {

display: block; width: 500px; margin: 50px auto; padding: 15px; text-align: center; border: 1px solid #999999; background: #DDDDDD;

-moz-border-radius: 20px;

-webkit-border-radius: 20px; border-radius: 20px;

-moz-box-shadow: rgb(150,150,150) 5px 5px;

-webkit-box-shadow: rgb(150,150,150) 5px 5px;

box-shadow: rgb(150,150,150) 5px 5px;

}

#titulo {

font: bold 36px verdana, sans-serif;

}

Listado 3-6. Aplicando sombra a nuestra caja.

La propiedad box-shadow necesita al menos tres valores. El primero, que puede ver en la regla del Listado 3-6, es el color. Este valor fue construido aquí utilizando la función rgb () y números decimales, pero podemos escribirlo en números hexadecimales también, como hicimos previamente para otros parámetros en este libro.

Los siguientes dos valores, expresados en pixeles, establecen el desplazamiento de la sombra. Este desplazamiento puede ser positivo o negativo. Los valores indican, respectivamente, la distancia horizontal y vertical desde la sombra al elemento. Valores negativos posicionarán la sombra a la izquierda y arriba del elemento, mientras que valores positivos crearán la sombra a la derecha y debajo del elemento. Valores de 0 o nulos posicionarán la sombra exactamente detrás del elemento, permitiendo la posibilidad de crear un efecto difuminado a todo su alrededor.

Hágalo usted mismo: Para probar los diferentes parámetros y posibilidades con los que contamos para asignar una sombra a una caja, copie el código del Listado 3-6 dentro del archivo CSS y abra el archivo HTML con la plantilla del Listado 3-1 en su navegador. Puede experimentar cambiando los valores de la propiedad box-shadow y puede usar el mismo código para experimentar también con los nuevos parámetros estudiados a continuación.

La sombra que obtuvimos hasta el momento es sólida, sin gradientes o transparencias (no realmente como una sombra suele aparecer). Existen algunos parámetros más y cambios que podemos implementar para mejorar la apariencia de la sombra.

Un cuarto valor que se puede agregar a la propiedad ya estudiada es la distancia de difuminación. Con este efecto ahora la sombra lucirá real. Puede intentar utilizar este nuevo parámetro declarando un valor de 10 pixeles a la regla del Listado 3-6, como en el siguiente ejemplo:

box-shadow: rgb(150,150,150) 5px 5px 10px;

Listado 3-7. Agregando el valor de difuminación a box-shadow.

Agregando otro valor más en pixeles al final de la propiedad desparramará la sombra. Este efecto cambia un poco la naturaleza de la sombra expandiendo el área que cubre. A pesar de que no recomendamos utilizar este efecto, puede ser aplicable en algunos diseños.

Hágalo usted mismo: Intente agregar un valor de 20 pixeles al final del estilo del Listado 3-7 y combine este código con el código del Listado 3-6 para probarlo.

IMPORTANTE: Siempre recuerde que en este momento las propiedades estudiadas son experimentales. Para usarlas, debe declarar cada una agregando los prefijos correspondientes, como -moz- o -webkit-, de acuerdo al navegador que usa (en este ejemplo, Firefox o Google Chrome).

El último valor posible para box-shadow no es un número sino más bien una palabra clave: inset. Esta palabra clave convierte a la sombra externa en una sombra interna, lo cual provee un efecto de profundidad al elemento afectado.

box-shadow: rgb(150,150,150) 5px 5px 10px inset;

Listado 3-8. Sombra interna.

El estilo en el Listado 3-8 mostrará una sombra interna alejada del borde de la caja por unos 5 pixeles y con un efecto de difuminación de 10 pixeles.

Hágalo usted mismo: Los estilos de los Listados 3-7 y 3-8 son solo ejemplos. Para comprobar los efectos en su navegador debe aplicar estos cambios al grupo completo de reglas presentado en el Listado 3-6.

IMPORTANTE: Las sombras no expanden el elemento o incrementan su tamaño, por lo que tendrá que controlar cuidadosamente que el espacio disponible es suficiente para que la sombra sea expuesta y correctamente dibujada en la pantalla.

Text-shadow

Ahora que conoce todo acerca de sombras probablemente estará pensando en generar una para cada elemento de su documento. La propiedad box-shadow fue diseñada especialmente para ser aplicada en cajas. Si intenta aplicar este efecto a un elemento <span>, por ejemplo, la caja invisible ocupada por este elemento en la pantalla tendrá una sombra, pero no el contenido del elemento. Para crear sombras para figuras irregulares como textos, existe una propiedad especial llamada text-shadow:

body {

text-align: center;

}

#principal {

display: block;

width: 500px;

margin: 50px auto;

padding: 15px;

text-align: center;

border: 1px solid #999999;

background: #DDDDDD;

-moz-border-radius: 20px;

-webkit-border-radius: 20px;

border-radius: 20px;

-moz-box-shadow: rgb(150,150,150) 5px 5px 10px;

-webkit-box-shadow: rgb(150,150,150) 5px 5px 10px;

box-shadow: rgb(150,150,150) 5px 5px 10px;

}

#titulo {

font: bold 36px verdana, sans-serif;

text-shadow: rgb(0,0,150) 3px 3px 5px;

}

Listado 3-9. Generando una sombra para el título.

Los valores para text-shadow son similares a los usados para box-shadow. Podemos declarar el color de la sombra, la distancia horizontal y vertical de la sombra con respecto al objeto y el radio de difuminación.

En el Listado 3-9 una sombra azul fue aplicada al título de nuestra plantilla con una distancia de 3 pixeles y un radio de difuminación de 5.

@font-face

Obtener un texto con sombra es realmente un muy buen truco de diseño, imposible de lograr con métodos previos, pero más que cambiar el texto en sí mismo solo provee un efecto tridimensional. Una sombra, en este caso, es como pintar un viejo coche, al final será el mismo coche. En este caso, será el mismo tipo de letra.

El problema con las fuentes o tipos de letra es tan viejo como la web. Usuarios regulares de la web a menudo tienen un número limitado de fuentes instaladas en sus ordenadores, usualmente estas fuentes son diferentes de un usuario a otro, y la mayoría de las veces muchos usuarios tendrán fuentes que otros no. Por años, los sitios webs solo pudieron utilizar un limitado grupo de fuentes confiables (un grupo básico que prácticamente todos los usuarios tienen instalados) y así presentar la información en pantalla.

La propiedad @font-face permite a los diseñadores proveer un archivo conteniendo una fuente específica para mostrar sus textos en la página. Ahora podemos incluir cualquier fuente que necesitemos con solo proveer el archivo adecuado:

body {

text-align: center;

}

#principal {

display: block;

width: 500px;

margin: 50px auto;

padding: 15px;

text-align: center;

border: 1px solid #999999;

background: #DDDDDD;

-moz-border-radius: 20px;

-webkit-border-radius: 20px;

border-radius: 20px;

-moz-box-shadow: rgb(150,150,150) 5px 5px 10px;

-webkit-box-shadow: rgb(150,150,150) 5px 5px 10px;

box-shadow: rgb(150,150,150) 5px 5px 10px;

}

#titulo {

font: bold 36px MiNuevaFuente, verdana, sans-serif;

text-shadow: rgb(0,0,150) 3px 3px 5px;

}

@font-face {

font-family: ‘MiNuevaFuente’;

src: url(‘font.ttf’);

}

Listado 3-10. Nueva fuente para el título.

Hágalo usted mismo: Descargue el archivo font.ttf desde nuestro sitio web o use uno que ya posea y cópielo en el mismo directorio (carpeta) de su archivo CSS. Para descargar el archivo, visite el siguiente enlace: www.minkbooks.com/ content/font.ttf. Puede obtener más fuentes similares de forma gratuita en www.moorstation.org/typoasis/designers/steffmann/.

IMPORTANTE: El archivo conteniendo la fuente debe encontrarse en el mismo dominio que la página web (o en el mismo ordenador, en este caso). Esta es una restricción de algunos navegadores como Firefox, por ejemplo.

La propiedad @font-face necesita al menos dos estilos para declarar la fuente y cargar el archivo. El estilo construido con la propiedad font-family especifica el nombre que queremos otorgar a esta fuente en particular, y la propiedad src indica la URL del archivo con el código correspondiente a esa fuente. En el Listado 3-10, el nombre MiNuevaFuente fue asignado a nuestro nuevo tipo de letra y el archivo font.ttf fue indicado como el archivo correspondiente a esta fuente.

Una vez que la fuente es cargada, podemos comenzar a usarla en cualquier elemento del documento simplemente escribiendo su nombre (MiNuevaFuente). En el estilo font en la regla del Listado 3-10, especificamos que el título será mostrado con la nueva fuente o las alternativas verdana y sans-serif en caso de que la fuente incorporada no sea cargada apropiadamente.

Publicaciones Similares